21

may 2012

City of rocks

Cada Estado de Estados Unidos tiene un lema. Este aparece escrito en las matrículas de los coches o en otros lugares. El de Idaho es famous potatoes. No sé si dice mucho del lugar. Las patatas crecen en todos los lugares, incluso en aquellos con condiciones duras y temperaturas extremas. Yo he trabajado años cosechando patatas en Noruega y asocio cosecha de patatas con el olor de la tierra mojada y helada en campos enormes y desolados. Esto, en el entorno más rural de Estados Unidos significa naturaleza salvaje y gasolineras cerradas desde los tiempos de Kennedy, con cartel rebotando al viento y un puñado de llamas esqueléticas encerradas tras las vallas. También es sinónimo de serpientes de cascabel, pistas interminables y vaqueros de ocho años rubios como ángeles dirigiendo rebaños de cientos de vacas. En un rincón de Idaho se encuentra el parque estatal de City of Rocks.

Es un laberinto de agujas, torres y murallas de granito dispuestas sobre el terreno como atalayas en la meseta. Granito gris surcado por cicatrices en forma de fisuras perfectas. Es un paraíso perdido para el escalador hambriento de roca o para cualquier persona que disfruta en la naturaleza salvaje. A diferencia de Yosemite, Indian Creek o Joshua Tree, City of Rocks no es un destino habitual para el escalador extranjero. No es tan grande ni se encuentra cerca de ninguna gran ciudad. Es una joya reservada para la gente local y de los alrededores. En Estados Unidos eso significa unos mil kilómetros a la redonda. O algo más.

El pueblo más cercano es Almo. Famoso por la masacre del mismo nombre. Según la leyenda, los habitantes originales, los indios Shoshone pasaron a cuchillo a más de 300 pobladores. Leyenda que parece que exagera el resultado de alguna que otra escaramuza que dejó como resultado poco más que una docena de blancos muertos y un número mucho mayor de indígenas asesinados.  A finales del siglo XIX con los indios casi masacrados se fundó la población de Almo, nombre dado por los primeros pobladores mormones. En esos años se estableció la primera tienda y los primeros ranchos de ganados. Poco ha cambiado desde entonces el Almo. Ahora tiene dos tiendas y una de ellas es la misma.

La historia de la escalada en la zona comienza de manera difusa a inicios de los sesenta con el llamado Stienfell Group. Entre ellos se encontraban pioneros como Greg, Jeff, George y Dave Lowe (de Ogden), así como Kent Christianson, Brad Roghar, Dick Growe y otros, armados con sus botas de montaña y su material casero.  Otros escaladores de California y Colorado componen el mosaico de escaladores de los sesenta y setenta en la City. En los años ochenta la escalada se popularizó en la City atrayendo a más escaladores entre ellos a Tony Yaniro, el visionario escalador californiano se estableció en Idaho y elevó el umbral de dificultad en City of Rocks. En los años siguientes y hasta ahora los protagonistas se han multiplicado y las vías también, contando actualmente con más de setecientos Itinerarios.

Volveremos a la City muchas más veces, de momento algunas fotos como muestra.

Más información: City of Rocks, Idaho. A climber´s guide. Dave Bingham





    Últimas entradas

    23 marzo 2017
    Blog El Explorador (El tiempo hoy): Un encuentro esperado: los cien 'lobitos' marinos jugando en la playa de Sally Rocks

    Uno de mis lugares preferidos de los que se encuentran en las inmediaciones de la base antártica donde trabajo es la playa de Sally Rocks. Hasta ella se puede llegar con moto de nieve o con zódiac en menos de una hora desde nuestra base. He ido multitud de veces durante los nueve años que llevo trabajando aquí pero ayer nos encontramos con algo que nunca antes habíamos visto.

    16 marzo 2017
    Blog El Explorador( El Tiempo Hoy): ¡Peligro, grietas! Así protejo cada día la vida de los científicos españoles en la Antártida

    Llegué a la Antártida, aunque esta vez crucé el canal de Drake en menos de tres horas a bordo de un cómodo avión. Nada más llegar a la isla de Rey Jorge nos recibió el viento frío de un día gris con algo de llovizna. Tras un paseo hasta la playa, unas zódiacs nos llevaron a bordo del buque Hespérides, por fin secos y calientes.

    10 marzo 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): ¡A bordo del barco de Darwin!

    En el camino hacia mi lugar de trabajo, en la Antártida, he de hacer unos días de escala y espera en la ciudad de Punta Arenas. Son ya muchos los años que he pasado por aquí y le he cogido un cariño especial a esta ciudad que, no sé muy bien porqué, llaman la perla de Magallanes.

    28 febrero 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): Tardo 4 aviones, 2 autobuses, 3 barcos y 7 días en llegar a mi oficina en la Antártida

    Hay gente que tarda pocos minutos en llegar a su lugar de trabajo. Otros tienen que coger el coche, el tren o el autobús y tardan mucho más. Incluso horas. Yo empleo, en el mejor de los casos, una semana. En total mi viaje hasta la base antártica Juan Carlos I donde trabajo me supone coger un taxi, cuatro aviones, dos autobuses, un barco y un par des zódiacs. Con ello, y en siete días aproximadamente, llego a mi oficina.

    13 febrero 2017
    Blog El Explorador( El tiempo Hoy): Los vecinos en la Antártida: la importancia de un amigo y un balón de fútbol en el frío

    Aunque vivamos en una isla en la Antártida llena de hielo y separada cientos de kilómetros de tierra firme, tenemos vecinos. En la isla que estamos, llamada Livingston, existen más bases de otros países. Algunas son solo pequeños campamentos o refugios, como los de 'Cabo Shirreff' o la península Byers. Allí pasan los meses de verano algunos investigadores americanos o chilenos, pero apenas tenemos contacto con ellos puesto que su aproximación es compleja.