18

jul 2012

Orientación. ¿Cómo nos orientamos en el río?

En un viaje tan largo como es éste y en un entorno tan poco humanizado, la orientación es fundamental y complicada. El río siempre baja pero el paisaje es poco cambiante y a menudo se pierden las referencias de posición. Lo más cómodo es usar un mapa de río previamente editado. Se trata de un libro que se lee de fin a principio (se comienza a leer desde la última página siendo esta el inicio del río) y que está orientado en el sentido de la corriente y no hacia el norte como la mayoría de los mapas topográficos. Se van pasando las páginas según se progresa por el río hasta llegar a la número uno que coincidiría con la desembocadura o con el final de trayecto. En viajes de este tipo Google Earth es una herramienta fundamental que puede ayudar mucho con la planificación.

 

Libro de río casero hecho con Google Earth

En este viaje no existen mapas de río y hemos confeccionado uno casare o, basándonos (imprimiendo) en las imágenes del Google Earth. En total, un libro con más de 50 páginas (o 50 mapas tamaña folio). Pero no sólo eso. Usaremos 3 hojas topográficas del Servicio Cartográfico Canadiense escala 1:250000 correspondientes con la parte canadiense y 5 hojas de la misma escala para la parte alaskeña.

Para quien esté interesado estas son las referencias de los mapas:

  • Eagle River
  • Bell River
  • Old Crow

Los mapas del servicio cartográfico canadiense están impermeabilizados y cuestan alrededor de 15 dólares canadienses. Se compran por internet y los recibes rápido en casa.

Los correspondientes al tramo americano (Alaska), son los siguientes:

  • Coleen
  • Black River
  • Fort Yukon
  • Beaver
  • Livengood

También son escala 1:250000 y no están impermeabilizados. Se pueden comprar por Internet sin problemas. Si queréis más información al respecto escribidme sin problemas.

En Estados Unidos (aquí no lo sé) venden líquidos para impermeabilizar los mapas que vienen muy bien para los viajes en un medio acuático. Se llama Map Seal y es de una marca llamada AquaSeal.

 

Los otros dos mapas que llevamos (los hemos impermeabilizado) son los siguientes:

  • Yukon Territory Escala 1:1000000
  • Mapa general de todo el estado de Alaska, Editorial Rand McNally.

 

Mapas cartográficos americanos 1:250000

A parte de toda la cartografía llevaremos un GPS cada uno. Usamos mucha cartografía en papel para usar los menos posible los GPS pues en un viaje tan largo necesitaríamos muchas baterías de recambio.





    Últimas entradas

    23 marzo 2017
    Blog El Explorador (El tiempo hoy): Un encuentro esperado: los cien 'lobitos' marinos jugando en la playa de Sally Rocks

    Uno de mis lugares preferidos de los que se encuentran en las inmediaciones de la base antártica donde trabajo es la playa de Sally Rocks. Hasta ella se puede llegar con moto de nieve o con zódiac en menos de una hora desde nuestra base. He ido multitud de veces durante los nueve años que llevo trabajando aquí pero ayer nos encontramos con algo que nunca antes habíamos visto.

    16 marzo 2017
    Blog El Explorador( El Tiempo Hoy): ¡Peligro, grietas! Así protejo cada día la vida de los científicos españoles en la Antártida

    Llegué a la Antártida, aunque esta vez crucé el canal de Drake en menos de tres horas a bordo de un cómodo avión. Nada más llegar a la isla de Rey Jorge nos recibió el viento frío de un día gris con algo de llovizna. Tras un paseo hasta la playa, unas zódiacs nos llevaron a bordo del buque Hespérides, por fin secos y calientes.

    10 marzo 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): ¡A bordo del barco de Darwin!

    En el camino hacia mi lugar de trabajo, en la Antártida, he de hacer unos días de escala y espera en la ciudad de Punta Arenas. Son ya muchos los años que he pasado por aquí y le he cogido un cariño especial a esta ciudad que, no sé muy bien porqué, llaman la perla de Magallanes.

    28 febrero 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): Tardo 4 aviones, 2 autobuses, 3 barcos y 7 días en llegar a mi oficina en la Antártida

    Hay gente que tarda pocos minutos en llegar a su lugar de trabajo. Otros tienen que coger el coche, el tren o el autobús y tardan mucho más. Incluso horas. Yo empleo, en el mejor de los casos, una semana. En total mi viaje hasta la base antártica Juan Carlos I donde trabajo me supone coger un taxi, cuatro aviones, dos autobuses, un barco y un par des zódiacs. Con ello, y en siete días aproximadamente, llego a mi oficina.

    13 febrero 2017
    Blog El Explorador( El tiempo Hoy): Los vecinos en la Antártida: la importancia de un amigo y un balón de fútbol en el frío

    Aunque vivamos en una isla en la Antártida llena de hielo y separada cientos de kilómetros de tierra firme, tenemos vecinos. En la isla que estamos, llamada Livingston, existen más bases de otros países. Algunas son solo pequeños campamentos o refugios, como los de 'Cabo Shirreff' o la península Byers. Allí pasan los meses de verano algunos investigadores americanos o chilenos, pero apenas tenemos contacto con ellos puesto que su aproximación es compleja.