31

dic 2012

Páginas en blanco 3. Navidad.

Una isla grande y desierta. Helada, inhóspita y tapizada de hielo y nieve. Una isla en la Antártida alejada del continente por cientos de kilómetros. Separada de la ciudad más cercana por un Océano. Habitada por aves y algunos mamíferos marinos.

Una pequeña caleta con unas construcciones salidas del espacio. Unos módulos rojos enormes levantados con pilares sobre la nieve, con máquinas a su alrededor. Un puñado de gente compartiendo mesa. El sitio donde menos sensación de Navidad he tenido en mi vida. El día de Nochebuena comilona y borrachera, pero con botas de montaña y gorro calado hasta que el alcohol hace efecto. Luego a escuchar aventuras e historias de tormentas, naufragios, putas, barcos y peleas. Eso es lo que oyes cuando juntas a dos o más marineros gallegos juntos. Al final la sensación de estos días es la misma te encuentres donde te encuentres: metido en la cama con los langostinos en el cuerpo y lleno a reventar con borrachera incluida. Sales del pequeño comedor como quien lo hace de un afterhour, medio ebrio y guiñando los ojos por el resplandor del sol. La diferencia es que aquí es la una y media de la noche (el sol no se oculta) y que al salir del garito te vas a un contenedor a dormir. Al día siguiente la vida en la base continúa y con ella el trabajo de todos nosotros.





    Últimas entradas

    23 marzo 2017
    Blog El Explorador (El tiempo hoy): Un encuentro esperado: los cien 'lobitos' marinos jugando en la playa de Sally Rocks

    Uno de mis lugares preferidos de los que se encuentran en las inmediaciones de la base antártica donde trabajo es la playa de Sally Rocks. Hasta ella se puede llegar con moto de nieve o con zódiac en menos de una hora desde nuestra base. He ido multitud de veces durante los nueve años que llevo trabajando aquí pero ayer nos encontramos con algo que nunca antes habíamos visto.

    16 marzo 2017
    Blog El Explorador( El Tiempo Hoy): ¡Peligro, grietas! Así protejo cada día la vida de los científicos españoles en la Antártida

    Llegué a la Antártida, aunque esta vez crucé el canal de Drake en menos de tres horas a bordo de un cómodo avión. Nada más llegar a la isla de Rey Jorge nos recibió el viento frío de un día gris con algo de llovizna. Tras un paseo hasta la playa, unas zódiacs nos llevaron a bordo del buque Hespérides, por fin secos y calientes.

    10 marzo 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): ¡A bordo del barco de Darwin!

    En el camino hacia mi lugar de trabajo, en la Antártida, he de hacer unos días de escala y espera en la ciudad de Punta Arenas. Son ya muchos los años que he pasado por aquí y le he cogido un cariño especial a esta ciudad que, no sé muy bien porqué, llaman la perla de Magallanes.

    28 febrero 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): Tardo 4 aviones, 2 autobuses, 3 barcos y 7 días en llegar a mi oficina en la Antártida

    Hay gente que tarda pocos minutos en llegar a su lugar de trabajo. Otros tienen que coger el coche, el tren o el autobús y tardan mucho más. Incluso horas. Yo empleo, en el mejor de los casos, una semana. En total mi viaje hasta la base antártica Juan Carlos I donde trabajo me supone coger un taxi, cuatro aviones, dos autobuses, un barco y un par des zódiacs. Con ello, y en siete días aproximadamente, llego a mi oficina.

    13 febrero 2017
    Blog El Explorador( El tiempo Hoy): Los vecinos en la Antártida: la importancia de un amigo y un balón de fútbol en el frío

    Aunque vivamos en una isla en la Antártida llena de hielo y separada cientos de kilómetros de tierra firme, tenemos vecinos. En la isla que estamos, llamada Livingston, existen más bases de otros países. Algunas son solo pequeños campamentos o refugios, como los de 'Cabo Shirreff' o la península Byers. Allí pasan los meses de verano algunos investigadores americanos o chilenos, pero apenas tenemos contacto con ellos puesto que su aproximación es compleja.