09

ene 2013

Páginas en blanco 9. Científicos.

Con la mar más o menos en calma y la playa llena de elefantes retozando entre las algas desembarcan, por fin,  los científicos en Byers. Son ya veteranos en este lugar y conocen el entorno  mejor que nadie. Ya no les sorprenden los eructos descomunales de los elefantes en la playa o sus ojos enormes y coloreados de rojo al luchar, jugando, contra otros machos. Sí les sorprende esta vez la cantidad de nieve que hay en la playa y que hayamos venidos a recibirles con una pulka en vez de con las típicas mochilas.

Los investigadores se alojan en sus respectivas tiendas a razón de una por persona. Las tiendas disponen de saco de dormir y esterillas. Se les otorga un cubo de metal para las heces  y tres botes de plástico de litro para orinar dentro: en la Península no se puede abandonar residuo humano alguno. Es uno de los puntos fuertes de la estancia. Algo que genera quebraderos de cabeza y preocupación a más de un científico recién llegado. Los botes se guardan en la tienda y en el fondo es más cómodo que tener un baño pues si tienes ganas de usarlos en mitad de la noche no tienes que salir al  exterior en busca de un servicio. El problema viene con el cubo. El baño del campamento  es una tienda de campaña de fabricación británica con el mismo diseño hecho en las primeras expediciones polares, de hecho, el modelo recibe el nombre de  Scott.  Es elevada y en forma de pico, su diseño es exactamente el mismo que la que llevaron Scott y sus compañeros al Polo Sur a principios de siglo XX y en ella terminaron sus días. El BAS (British Antartic Survey)  tan fiel a sus tradiciones polares  sigue usando el mismo modelo en sus actividades de exploración antártica. Nosotros la usamos para cagar. La tienda ya ha adquirido solera y tradición y cuando alguien tiene ganas de usarla no duda en comunicar al resto:

-“Me voy a hablar con Scott”

Y coloca una bandera negra para advertir de su ocupación. Luego sale con su cubo personalizado que guardará con celo hasta marchar en el barco con su amigo el cubo. Si algún científico tiene la capacidad de llenar más de un cubo durante su estancia, le proporcionaremos otro igual.

El primer grupo de científicos que acude este año al campamento es un grupo de biólogos  de la universidad Autónoma de Madrid. Tienen como objetivo el estudio de las aguas de un lago situado en el interior de la península. El lago recibe el nombre del proyecto: Lago Limnopolar. Los próximos días nuestra labor se centrará en subir al lago con el fin de extraer agua para su posterior análisis.

Escribo estas líneas desde el iglú de habitabilidad. No tengo conexión a Internet pero sí una dirección de correo electrónico específico directo a un servidor privado. Envío estas crónicas a David, un buen amigo que las cuelga en la página web de manera desinteresada. Le estoy muy agradecido. Como no tengo acceso a la red no sé si alguien las lee, supongo que al menos mis padres y algún amigo lo harán. Si hay alguien que deja algún comentario y no obtiene respuesta, no es por falta de interés sino por incapacidad técnica. A la vuelta a la civilización me encargaré de poner las cosas en orden.

Seguiremos informando.





    Últimas entradas

    23 marzo 2017
    Blog El Explorador (El tiempo hoy): Un encuentro esperado: los cien 'lobitos' marinos jugando en la playa de Sally Rocks

    Uno de mis lugares preferidos de los que se encuentran en las inmediaciones de la base antártica donde trabajo es la playa de Sally Rocks. Hasta ella se puede llegar con moto de nieve o con zódiac en menos de una hora desde nuestra base. He ido multitud de veces durante los nueve años que llevo trabajando aquí pero ayer nos encontramos con algo que nunca antes habíamos visto.

    16 marzo 2017
    Blog El Explorador( El Tiempo Hoy): ¡Peligro, grietas! Así protejo cada día la vida de los científicos españoles en la Antártida

    Llegué a la Antártida, aunque esta vez crucé el canal de Drake en menos de tres horas a bordo de un cómodo avión. Nada más llegar a la isla de Rey Jorge nos recibió el viento frío de un día gris con algo de llovizna. Tras un paseo hasta la playa, unas zódiacs nos llevaron a bordo del buque Hespérides, por fin secos y calientes.

    10 marzo 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): ¡A bordo del barco de Darwin!

    En el camino hacia mi lugar de trabajo, en la Antártida, he de hacer unos días de escala y espera en la ciudad de Punta Arenas. Son ya muchos los años que he pasado por aquí y le he cogido un cariño especial a esta ciudad que, no sé muy bien porqué, llaman la perla de Magallanes.

    28 febrero 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): Tardo 4 aviones, 2 autobuses, 3 barcos y 7 días en llegar a mi oficina en la Antártida

    Hay gente que tarda pocos minutos en llegar a su lugar de trabajo. Otros tienen que coger el coche, el tren o el autobús y tardan mucho más. Incluso horas. Yo empleo, en el mejor de los casos, una semana. En total mi viaje hasta la base antártica Juan Carlos I donde trabajo me supone coger un taxi, cuatro aviones, dos autobuses, un barco y un par des zódiacs. Con ello, y en siete días aproximadamente, llego a mi oficina.

    13 febrero 2017
    Blog El Explorador( El tiempo Hoy): Los vecinos en la Antártida: la importancia de un amigo y un balón de fútbol en el frío

    Aunque vivamos en una isla en la Antártida llena de hielo y separada cientos de kilómetros de tierra firme, tenemos vecinos. En la isla que estamos, llamada Livingston, existen más bases de otros países. Algunas son solo pequeños campamentos o refugios, como los de 'Cabo Shirreff' o la península Byers. Allí pasan los meses de verano algunos investigadores americanos o chilenos, pero apenas tenemos contacto con ellos puesto que su aproximación es compleja.