19

sep 2012

Vuelta a la City (City of Rocks, Idaho)

El otoño cayó sobre el río con un manto helado que cambió de color las hojas de los árboles, inundó con lluvia nuestras jornadas de remo, y levantó una brisa suave, fresca y constante.

Ahora he vuelto a Utah y el calor derrite el asfalto. Lleva muchos días sin llover y las montañas frente a mi casa están cubiertas de una neblina que no es otra cosa que contaminación. Uno comprende a esas japonesas de guantes blancos de camarero y mascarilla en la boca que caminan por la ciudad con sombrilla protegidas como astronauta en la Luna. Desde mi ventana no alcanzo a ver las montañas difuminadas por la calima que genera la mierda del cielo que aquí llaman smog.

Por eso hay que empezar a subirse a lo más alto y buscar un poco de aire fresco para respirar. Hace un par de días volvimos a la City, como aquí llaman a City of Rocks, una de las escuelas de escalada más interesantes que hay a pocos kilómetros de casa, en este caso en Idaho.

Aquí podéis ver una somera descripción que hice hace unos meses: http://www.hilomoreno.com/2012/05/city-of-rocks/

Esta vez nos juntamos un buen grupo de escaladores locales y españoles. Hacer un fuego enorme, beber cerveza de Idaho que es más fuerte pues no tiene las restricciones de Utah, y recorrer en bici las pistas de tierra que son las arterias de esta City, fueron algunas de las cosas que hicimos aparte de arrastrarnos por sus fisuras de granito, trepar por sus placas y buscar los rápeles de descenso en mitad de la noche oscura.

 

-Fotos de Mikel García-

 

 

 

 

 

 





    Últimas entradas

    23 marzo 2017
    Blog El Explorador (El tiempo hoy): Un encuentro esperado: los cien 'lobitos' marinos jugando en la playa de Sally Rocks

    Uno de mis lugares preferidos de los que se encuentran en las inmediaciones de la base antártica donde trabajo es la playa de Sally Rocks. Hasta ella se puede llegar con moto de nieve o con zódiac en menos de una hora desde nuestra base. He ido multitud de veces durante los nueve años que llevo trabajando aquí pero ayer nos encontramos con algo que nunca antes habíamos visto.

    16 marzo 2017
    Blog El Explorador( El Tiempo Hoy): ¡Peligro, grietas! Así protejo cada día la vida de los científicos españoles en la Antártida

    Llegué a la Antártida, aunque esta vez crucé el canal de Drake en menos de tres horas a bordo de un cómodo avión. Nada más llegar a la isla de Rey Jorge nos recibió el viento frío de un día gris con algo de llovizna. Tras un paseo hasta la playa, unas zódiacs nos llevaron a bordo del buque Hespérides, por fin secos y calientes.

    10 marzo 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): ¡A bordo del barco de Darwin!

    En el camino hacia mi lugar de trabajo, en la Antártida, he de hacer unos días de escala y espera en la ciudad de Punta Arenas. Son ya muchos los años que he pasado por aquí y le he cogido un cariño especial a esta ciudad que, no sé muy bien porqué, llaman la perla de Magallanes.

    28 febrero 2017
    Blog El Explorador (El Tiempo Hoy): Tardo 4 aviones, 2 autobuses, 3 barcos y 7 días en llegar a mi oficina en la Antártida

    Hay gente que tarda pocos minutos en llegar a su lugar de trabajo. Otros tienen que coger el coche, el tren o el autobús y tardan mucho más. Incluso horas. Yo empleo, en el mejor de los casos, una semana. En total mi viaje hasta la base antártica Juan Carlos I donde trabajo me supone coger un taxi, cuatro aviones, dos autobuses, un barco y un par des zódiacs. Con ello, y en siete días aproximadamente, llego a mi oficina.

    13 febrero 2017
    Blog El Explorador( El tiempo Hoy): Los vecinos en la Antártida: la importancia de un amigo y un balón de fútbol en el frío

    Aunque vivamos en una isla en la Antártida llena de hielo y separada cientos de kilómetros de tierra firme, tenemos vecinos. En la isla que estamos, llamada Livingston, existen más bases de otros países. Algunas son solo pequeños campamentos o refugios, como los de 'Cabo Shirreff' o la península Byers. Allí pasan los meses de verano algunos investigadores americanos o chilenos, pero apenas tenemos contacto con ellos puesto que su aproximación es compleja.